Las alforjas

Ayuda a la investigación contra los tumores cancerosos infantiles

Las alforjas

15 abril, 2019 Notícia bloc 2

Ayer caí derrotado. Hoy me he levantado con un fuerte dolor de cabeza y muy flojo, vuelvo a tener bajada de hemoglobina de las fuertes. Mañana iré al hospital ya que hoy es domingo y quiero dormir en casa. Bien, esto no es un problema, está dentro de mi normalidad, y si he de buscar algo positivo encuentro que ahora llevaba 25 días sin necesidad de transfundirme y antes de parar el tratamiento no llegaba a los 15 días.

El reto es de 17 días. Hay quién piensa que el hecho de hacer el reto con una bicicleta eléctrica le saca mérito, que es bastante fácil. Señal que no conocen mi situación, de dónde vengo y con qué cuerpo llego hacer el reto. Ya hace unos días que hice la “última” sesión de quimio, la número 59 antes del reto, ya que a la vuelta tendré que seguir sumando sesiones y ciclos con el nuevo tratamiento.

Me angustia lesionarme en los entrenos ya que no tengo margen de error, y a pesar de que estoy entrenando bastante entre el gimnasio y la bici hay días que mi cuerpo me parece muy frágil, sobre todo cuando me miro al espejo.

Estoy muy contento de haber llegado hasta aquí ya que ha sido un camino duro y complicado al mismo tiempo que animoso y provechoso. Curiosamente, es comparable al cáncer que también es duro, pero levantarse un día y poder salir a la calle te anima a repetir al día siguiente.

Estoy ultimando los detalles del reto o travesía con la e-bike pensando con qué y cómo llenaré las alforjas. En la derecha pondré las herramientas, los medicamentos y la ropa o la muda diaria. He elegido la derecha porque pesa menos y desde que me hicieron la gran cirugía mi lado derecho se ha convertido en más débil y menos hábil. La del lado izquierdo pesará mucho más ya que pondré todos los recuerdos acumulados en el proyecto. Desde el primer vídeo para concursar por la beca Gaes, el primer donativo de mis amigos de Recambios Maragall, la página web del Larri, el logo del Oriol y la ayuda de muchos más que, con más o menos amistad, apostaron por mi proyecto. También he abierto el congelador de casa que está lleno de acciones y actividades que han ido aflorando durante estos 8-9 meses, y como os dije en la montaña de la Mola siempre los guardaré ahí para recordarlos. Siempre menos ahora que tengo que hacer el reto y os quiero tener cerca. Yo soy consciente de que sin mi empuje no hubiese sido posible llegar hasta aquí pero sin vuestras ayudas y apoyos mi empuje no hubiese tenido la misma fuerza. Y es por eso que os quiero tener cerca en estos 17 días que volveré a sufrir, ya que a parte de las alforjas me llevaré mi mochila en la que cargaré mi cáncer de páncreas reducido pero todavía vivo, y el de peritoneo en compañía de la anemia y la retención de líquidos que parece poca cosa aunque me perturba a diario.

La anemia y la retención de líquidos son los palos en las ruedas que estarán en cada etapa. Con la parada del tratamiento esperaba cierta mejora, pero con la úlcera ésta mejora no se ha producido sino lo contrario, he bajado peso y no funciono como antes. Pero confió que llegará a tiempo para disfrutar del reto al mismo tiempo que lo lucho.

Antes hablaba del riesgo de lesiones en el entreno. Espero que no lleguen, al igual que espero que mis células malignas se distraigan en la travesía y no se organicen de nuevo para hacerse más fuertes que en el último Tac, con lo que quizás podría emprender otro proyecto o simplemente continuar con mi proyecto de quimio-vida, que no es fácil aunque sé como funciona.

XVR

 

2 comentarios

  1. Daniel Garcia Martin dice:

    Xavi, esta es la verdadera lucha contra todo aquello que no podemos controlar. Lo desconocido no tiene piedad.
    Aprieta los dientes. Engaña al cansancio. No le des opciones al desfallecimiento.
    Lo que estas haciendo, ya te lo dije en otra ocasión, es ADMIRABLE. Si,si lo estas haciendo y de que manera.
    Seguro que podrás con tu proyecto de quimio-vida.
    No queda nada. Ya veras que el tiempo es relativo y el resultado será absoluto.
    Un abrazo. ENDEVANT.
    Nos veremos pronto y una vez empieces a mover esas alforjas llenas de ilusión, fuerza , decisión y valentía, te llevaran a la Catedral.
    Dani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *