La pregunta del millón

Ayuda a la investigación contra los tumores cancerosos infantiles

La pregunta del millón

25 febrero, 2019 Notícia bloc 8

Hoy (el día que escribo) es jueves. Un día después del “típico” bajón de la quimio y, no siempre, pero acostumbra a ser un día de los que uno tiene que tirar del carro en todos los aspectos, tanto físico como psicológico. Y hay semanas que cuestan más que otras. Ésta es una de ellas. La medicación hay veces que saca lo peor de mí y ya no puedo soportar las situaciones de presión, me agobio MUCHO, DEMASIADO. Hace una hora he tenido un problema de tráfico mientras conducía en coche y es increíble como me puedo llegar a alterar. No me reconozco a mí mismo. Es triste, pero es así.

Hay ciertos momentos que puedes pasar de 0 a 100 más rápido que una fórmula 1, te erizas como un perro rabioso y explotas. Me pasa algo similar con una pregunta que recibo muy habitualmente y que no soporto. Siempre me la hacen con buenas intenciones, pero no sé hasta cuándo podré contestarla con la educación que cualquiera se merece. Normalmente te la formulan con la intención de animarte a continuación, pero cuándo contestas la realidad se quedan cortados y eres tú mismo el que tienes que tirar del hilo de la conversación.

“¿Y cuantas sesiones te quedan?”. Esta es la pregunta. Y la respuesta habitual es que “no se sabe”. Que las oncólogas no acaban de ver claro parar el tratamiento, pero que yo voy mejor.

Cuando esta pregunta me la contesto interiormente no tengo respuesta, sino más preguntas que replican. ¿Cuántas sesiones me quedan? ¿Para qué? ¿Para acabar? ¿Y en qué estado acabaré? ¿Para acabar de qué? ¿De sufrir? ¿de vivir? ¿De no ser yo muchos días de mi vida? ¿habrá valido la pena? ¿encontraré algo con lo que me sienta útil/productivo?

Bien… La cuestión es que este triste pensamiento lo tengo hoy ya que estoy en semana de quimio y el bajón te lo hace ver todo gris oscuro-negro. Tengo la suerte que creé “Del hospital a la catedral” y me tiene más que entretenido. En unos días podré coger la bici y perderme en la montaña después de pasar primero por el hospital pedaleando. Esto últimamente lo hago cada día que pedaleo y eso me recarga de energía positiva. Paso por delante del hospital y grito de alegría. Pienso que me quedan unos 3, 4, 5 o 6 días de libertad y me da alas para seguir volando en mi sueño.

Para mí es muy complicado vivir esta situación. Hay situaciones mucho peores que la mía, lo sé. Pero ser un crónico y vivir con el tratamiento de quimioterapia cada 15 días, con una gran incerteza de futuro, no es nada fácil. Me convierto en un afortunado ya que muchos querrían mi situación, pero estoy cansado de vivir así. El cáncer te va quitando todo poco a poco. También es verdad que te enseña a valorar cada amanecer, el día a día, pero te quita mucho más de lo que te da. Te agota físicamente, psicológicamente y hasta económicamente, y lo hace de una forma silenciosa como un parásito traidor.

En el siglo XXI el cáncer todavía es muerte o vida. Sí que es verdad que hemos evolucionado mucho gracias a la investigación y que las estadísticas mejoran cada año. Pero también cada año son más los enfermos nuevos. Total, que las estadísticas como otras cosas se pueden interpretar de muchas formas y las puedes pintar de un color distinto según el día.

Yo interpreto que con la pregunta del millón me estás preguntando ¿cuándo te salvarás?, ¿cuándo sabrás si este cáncer te va a matar?… ¡ERROR! Morir nos moriremos todos, de cáncer o de otra cosa, por lo que no es fácil contestar la pregunta. Es mejor pintar las estadísticas día a día de un color alegre y seguir adelante.

XVR

 

8 comentarios

  1. Álex dice:

    Olé !!! Vaya señor post !!!
    La realidad es está y cómo a ser humano que somos nunca queremos mirar directamente a los ojos de la muerte. Pero todos vamos en el mismo camino y estoy realmente convencido que andaremos muchos años JUNTOS, recorriendo el mismo camino. Un besazo Xavi 😉

  2. Ana María Revilla. dice:

    Es muy duro lo que acabo de leer, y lo que estás viviendo. Vamos a ver el lado positivo, estas «Vivo» gracias a tu lucha de no desfallecer, ósea que hay que vivir el presente y pintar la vida de muchos colores. Un besazo, te quiero sea el color que toque en todos los momentos. Estaré a tu lado

  3. Mercedes dice:

    Volgut Xavi. crec que de manera intuïtiva, tu mateix l’has respost.
    Som al segle XXI i aquesta malaltia encara es mort ó vida, encara amb els grans avenços de la medicina.

    L’important és que segueixes amb nosaltres, lluitant dia a dia, i en aquesta lluita et deixes la pell.
    Es fa dur mantenir l’esperança i només amb els objectius que t’has marcat, s’arriba a aquest esdevenir de l’ésser.
    Lluitar també és cansament, perseverança i de vegades, preguntar perquè.

    Amb la teva presència cada dia ens recordes el valor i la dignitat humana sense haver de remetre’ns a la història.
    Deixa’t voler i cuida’t
    Els teus èxits i les metes que aconsegueixes, són només teus, però les aplaudimos i compartim tots els que et volem.

  4. Gonzalo dice:

    Qué grande eres Xavi! Lo bien que lo hemos pasado y lo jodido que es esto. Cada blog es un mazazo de realidad que hace muy pequeños los problemas diarios que tenemos el resto, tanto viaje, tanto curro, los niños esto o aquello,…tanta tontería pienso después de leer tus blogs. Me haces pensar mucho en lo que realmente importa. Eres grande amigo mío. No pares, pedalea fuerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *