16 de enero

Ayuda a la investigación contra los tumores cancerosos infantiles

16 de enero

14 enero, 2019 Notícia bloc 3

Hace 2 años, el día 16 de enero, empecé el tratamiento de quimioterapia. Siempre me acordaré, empezaba la lucha contra el cáncer. De hecho, ya era una fecha importante para mí antes de enfermar, ya que es el cumple de mi hermano Toni, y mi abuelo Esteban (el mecánico) murió un 16 de enero. Cosas del destino, casualidades de la vida.

Una semana antes del 16, después de visitarme con mi oncóloga, la Doctora Macarulla, recuerdo una conversación con mi mujer y con Deborah, una conocida nuestra que trabaja en el Hospital de la Vall d’Hebron. Deborah me comentaba con delicadeza lo duro que podía ser el tratamiento y yo les decía que tenía ganas de empezar la quimio. Que quería saber contra qué tenía que enfrentarme y que me sentía fuerte para hacerlo a pesar que justo hacía dos meses de la gran intervención quirúrgica (gracias Doctor Balsells).

Está claro que sólo salía ignorancia por mi boca, o quizás era hombría, o simplemente ilusión por vivir, por empezar esa lucha que llevaba esperando los dos meses de post-operatorio. Pero no tenía ni idea de la guerra que iba a comenzar y la de batallas que tendría que librar. Empezaba una lucha en la que más tarde descubriría que no tengo fecha final.

Es imposible describirlo todo, son muchas cosas. Con una sesión ya me quedé sin defensas y tuve que descansar obligatoriamente una semana. Al principio, cuando sabes que tienes cáncer y tienes que parar el tratamiento, te viene a la cabeza que estás perdiendo porque el daño está en el interior del cuerpo, no es una herida abierta que puedas controlar, y piensas que en pocos días te está ganando terreno. Pero no es así, al menos en mi caso. Fué como empezar un combate de boxeo sin guantes y recibir un primer golpe que te deja KO, y al rato levantarme, y mientras te vas poniendo los guantes piensas… ¡vale! ya sé cómo las gastas: si es así como pegas, aquí estoy yo para luchar.

Después de la segunda sesión todavía no controlas la situación (si es que la controlas algún día) y de repente te miras al espejo y parece que has envejecido de 15 a 20 años de golpe. Entre la operación y las primeras sesiones de quimio llegué adelgazar 20 quilos. Estaba muy por debajo de mi peso ya que me costaba mucho alimentarme y además vomitaba a diario si comía algo que no debía o me pasaba de cantidad, con lo que empecé a tomar los batidos suplementarios que te suministra la dietista del VH. El cuerpo es sabio y en esta vida muchas veces se aprende a base de hostias por lo que poco a poco aprendí a regularme las cantidades y los alimentos que podía ingerir. Aunque fueron unos tres meses de pasar hambre yo caminaba hacia delante.

Dos años después aún estoy en el hospital. Hoy hago la sesión 56 de quimioterapia y parece que ya controlo, sobre todo porque me bajaron la dosis de intravenosa. Esto no quiere decir que no lo paso mal, ya que llevo mucha acumulación de toxina y noto como a mi cuerpo le cuesta más hacer limpio después de una sesión. Los daños colaterales del tratamiento van apareciendo. Unos vienen y luego se van, como fueron los vómitos por ejemplo, o pueden ser otros. En éste tiempo, como ya conozco bien a la enfermedad y a su prima, ya le he perdido el respeto al cáncer porqué tengo claro que no quiero vivir con miedo.

Como decía mi abuela Juanita (la mujer del mecánico) “nene en esta vida tú podrás hacer de todo, pero no hay nada fácil y vas a sufrir mucho”. Ella no era bruja, pero sí sabia.

Seguro que todo el mundo tiene un día para olvidar o que querría borrar de su memoria, pero siempre puedes encontrar una luz ni que sea la luz de una vela en ese día negro. Yo he encontrado 50 velas, que son las 50 velas que soplará mi hermano Toni en mi compañía. ¡¡¡Muchas Felicidades Toni!!!

XVR

 

3 comentarios

  1. Toni dice:

    Gracias Xavi, solo son los primeros 50, aunque tú ya me ganas con tus números de sesiones!!!!
    😉😘

  2. Ana María Revilla dice:

    Hoy que ya estoy en casa de vuelta de la clínica, he leído tu escrito «16 de enero».Me ha gustado mucho como te expresas, me ha sorprendido lo que te dijo la yaya Juanita, nunca me lo habías dicho. Estoy de acuerdo que lo que te propones , lo consigues.Adelante👍❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *