La última quimio del año

Ayuda a la investigación contra los tumores cancerosos infantiles

La última quimio del año

31 diciembre, 2018 Notícia bloc 3

Día 24 de diciembre, jornada larga (quimio+transfu) y cargada de acontecimientos. Ha sido una sesión de quimio, la número 55, muy distinta a las habituales, ya que muchas hasta la fecha las he hecho como el que va de merienda al hospital. Empecé el día haciendo de cónsul del Vall d’Hebrón. Así es. Hacia las nueve de la mañana venia Eva, una chica de Zaragoza a la que no conocía en persona, pero al igual que yo pertenece a la “Asociación Cáncer de Páncreas” en la cuál mantenemos contacto a través de un chat y de reuniones online. Ella, después de probar 4 tratamientos distintos, está buscando que le ofrezcan otro de nuevo ya que no ha respondido bien a estos y tenía visita con la Doctora Macarulla. Después de nuestras respectivas visitas con mi oncóloga nos hicimos una foto en mi rincón preferido del hospital (en el grafiti SUPERACIÓ) antes de despedirnos con un buen abrazo.

Tan solo hacia 9 días de la última transfusión. Al principio de las jornadas siempre subo por las escaleras para probarme. La taquicardia de ese día ya me hizo pensar que quizás necesitaba sangre de nuevo, y efectivamente la analítica lo confirmó. La visita con la oncóloga también fue más larga de lo habitual a pesar de la aglomeración de enfermos que había. Pero entre otras cosas parece que mi medula esta muy castigada y esta pidiendo un descanso a gritos con esta anemia crónica que me acompaña a diario. Sigo sin tener fechas, pero parece que pronto voy a tener un descanso obligado para ver si dejo de vivir a 4000 metros de altura estando en Barcelona. Ya sabéis que sueño con vivir sin quimioterapia, pero los temores también existen consciente de que entro en un camino sin las garantías que los fármacos me han dado hasta ahora.

Justo cuando estaba haciendo la sesión tuve la gran visita de mis hijos los tres mosqueteros y Mònica. Aprovechando las vacaciones navideñas vinieron a ver una sesión de las que tantos días han oído hablar. Pasamos un buen rato con partida de ajedrez incluida y aunque me ablandaron más de lo que ya estaba rellenaron mi depósito de combustible para empezar el año.

Bien, pues ya he llegado al final del 2018 y ya llevo dos años de tratamiento para echar de mi cuerpo a este okupa que se llama cáncer, pero es duro el okupa. Empecé la quimio un 16 de enero, fecha que ya era importante antes para mí (ya os lo explicaré en breve). En estos dos años he hecho sesiones de quimio en el día de mi cumpleaños, en el aniversario de boda, en el cumple de alguno de mis hijos pero en Nochebuena todavía no me había tocado, y la verdad es que me ha dejado tocado. Es un día en que mucha gente te escribe y desea cosas bonitas, pero para mí ha sido un día en que me han cambiado los objetivos y eso me descoloca. Pero por suerte se acaba el año y este okupa me ha enseñado a vivir el día de la semana independientemente del día que sea. Y sólo pienso en que tengo planes para el 2019, quizás muchos, aunque no creo que sean demasiados, difíciles SI pero no imposibles. Igual que mi situación con el okupa, difícil SÍ pero no imposible.

Parece que mi objetivo con el okupa puede variar, pero el objetivo que sigue fijo es el de estar en Santiago de Compostela el 1 de junio del 2019. Y actualmente este objetivo es el que me esta dando fuerza y empujones los días de flojera como el hoy.

FELIZ NAVIDAD

XVR

 

3 comentarios

  1. Daniel Garcia Martin dice:

    FELIZ NAVIDAD, FELIZ AÑO NUEVO.
    Ahí van más empujones. Los que hagan falta. Entre todos te ayudaremos a echar al Okupa, aunque no le guste a la alcaldesa Ada. Es una broma, está claro, lo de la alcaldesa.
    Un nuevo horizonte, se vislumbra a partir de mañana.
    Sin fechas pero con objetivos, pues con ellos conseguiremos que el día a día sea un paso más en esa lucha titánica que estas llevando de manera espectacular Y A TUS TRES MOSQUETEROS Y A MONICA, mis más profundas felicitaciones , tienen un espadachín enorme en casa. Así que, vamos a por los caminos que nos llevaran a esa ventana de barrotes de cristal que contigo romperemos sin ninguna duda.
    ADELANTE CAMPEÓN.
    Un abrazo,

  2. Ana María Revilla dice:

    Hola, sin duda es muy duro ese okupa , pero Tú eres más duro que El, nos lo demuestras día tras día. Con la unión y la fuerza de todos, nos veremos en Santiago de Compostela. Aplaudo la visita de Mónica de llevar los nenes, fue una inyección más fuerte qué la transfusión, en aquel momento , en un día tan especial. Os quiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *