50

50

15 octubre, 2018 Notícia bloc 2

Nunca hubiese dicho que hacer una sesión de quimioterapia fuese motivo de celebración, pero esta es especial: es la número 50. Yo no quiero celebrar nada… O quizás en el fondo sí que quiero, ya que no ha sido nada fácil aguantar tantas, sobre todo hasta que me bajaron la dosis.

Bueno… lo que sí me apetece, y mucho, es acordarme de gente y aprovechar el momento para agradecer a muchas personas la ayuda que me han aportado de una u otra manera.

Empiezo por el Dr. Balsells, el cirujano que me hizo una operación complicada como bien explicó en su día, pero lo hizo muy bien. También tengo que agradecer el trabajo constante a mis oncólogas las Doctoras Macarulla y Verdaguer, a las enfermer@s del hospital de día y del CAI, Alex, Silvia, Marta, Tere, Mary, Carla, Cristina, Lidia…. sin ese apoyo humano que aportáis en vuestro trabajo no sería lo mismo. A la psico-oncóloga María, que nos vimos poco, pero todo suma en positivo. Aunque no es persona física tengo que agradecer a la farmacéutica Pharmacyclics que financia mi ensayo clínico ya que sin investigación y ensayos el cáncer siempre es ganador.

A Mònica, mi mujer, por torear el temporal de la manera que lo hace. Mi madre, mis suegros JF y Glòria, por todas las ayudas prestadas, a mi hermano y cuñad@s que saben estar y acompañar en los momentos difíciles. A los padres y madres del Turò (el colegio de mis hijos), a mis amiguetes de siempre por esos desayunos o comidas para vernos y distraerme. A mis compañeros de trabajo porque más que trabajadores son compañeros y así lo han demostrado. Al Larri que de repente apareció en mi vida y apostó por mi proyecto junto al resto de colaboradores.

Y no me olvido de Pau, Èric y Biel, mis hijos. Ellos han sido y son mi gasolina en este recorrido que no tiene fin o sí que lo tiene. Algún día entenderán por qué su padre no puede o no podía jugar, o a veces ni tan sólo acompañar a ninguna parte, y se quedaba en casa con el corazón roto capeando el temporal.

Ésto es como la edad. Cumples 50 pero difícilmente cumplirás 50 más. Y además, ¿para qué llegar a 100? Bien, todo DEPENDE…, aun así, ¡ser agradecido es gratis! y me apetecía mucho decirlo en voz alta ahora que ya tengo fuerzas para GRITAr.

GRACIAS

XVR

 

2 comentarios

  1. Ana María Revilla dice:

    Hijo, estoy emocionada, Gracias por ser como eres estoy orgullosa de ti. Adelante, TE QUIERO.

  2. Daniel torrequebrada dice:

    Emerito como siempre acordandote de todos . Sabes que necesito verte todos los dias para que me contagies esa energia que transmites , no seria nada igual . Te deseo muchos años mas de lucha . Una abraçada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *